Puffin

Puffin

2,752.55 2752.55 MXN

2,372.89

 Agregar a carrito
Sin existencias - Bajo Pedido

Figura decorativa PUFFIN, madera de haya pintado, A19.6 cm


compartir          

puffin

de kay bojesen

El frailecillo de Kay Bojesen fue incubado en 1954. Con sus alas separadas y forma atractiva, el frailecillo se convirtió rápidamente en un familiar juguete popular. Esta gama de maravillosos juguetes de madera posee un atractivo muy especial en niños y adultos. Ideales para bautizos, cumpleaños, graduaciones, aniversarios y bodas. Puffin es un clásico y querido amigo de por vida, de ser un juguete popular en la sala de juegos a convertirse en un muy amado icono de diseño.

Uno podría pensar que un ave tan colorida y llena de vida proviene de un lugar tropical y caluroso, pero no es así, Puffin habita en grandes grupos en Islandia y Noruega y algunas veces se pueden encontrar en Dinamarca. Hecho de madera de haya, Puffin forma parte de la colección de animales de Kay Bojesen y cuenta con alas removibles para hacer su movimiento un poco más real.

Kay Bojesen ha creado todo un universo de juguetes de madera que también son usados como figuras decorativas. Permite que estas simpáticas figuras sean parte de tu hogar y de las creativas aventuras de tus hijos.

Un delicado y elegante trabajo de la madera se agradece. Puffin es un cautivador juguete que será transmitido por generaciones. 

Nordika: Diseñador Kay Bojesen

kay bojesen

El diseñador y platero Kay Bojesen tenía un talento muy especial. Era capaz de dar vida a la madera y fue mundialmente famoso por la creación de juguetes de madera con alma y un travieso sentido del humor. Con más de 2000 piezas a su nombre, Kay Bojesen fue uno de los artesanos más prolíficos de Dinamarca en el siglo XX. Él es mejor conocido por sus juguetones y alegres monos, guardias reales y otros juguetes de madera, pero su amplia producción también incluye joyas, cubiertos, teteras y copas de plata.

Kay Bojesen se graduó como platero en 1910 después de completar su aprendizaje con el orfebre Georg Jensen. Como uno de los primeros artesanos daneses que lo hicieron, abrazó el funcionalismo. Fue uno de los pioneros que organizaron la asociación Den Permanente, una cooperativa de artistas que incluía una tienda y un espacio expositivo que durante décadas representó lo mejor del diseño Danés y Escandinavo. El año 1919 se convirtió en el comienzo de una nueva era para Kay Bojesen. Se casó y nació su hijo Otto. Esto despertó la imaginación y la fascinación de Kay Bojesen por los niños, los juguetes y la madera; y trajo recuerdos de su propia infancia cuando su padre (el editor Ernst Bojesen - editor del periódico satírico Blæksprutten (The Octopus)), cortó figuras de madera para él y motivó a sus hijos a ser creativos, imaginativos y juguetones.

En la década de 1930, Kay Bojesen comenzó en serio a complacer su interés por la madera. Él creó una gama de juguetes de madera que vivieron su ideal de que el diseño debe ser redondo, suave y tener una buena sensación.

Su idea no era crear copias realistas de animales o ser demasiado sofisticado o concentrarse demasiado en los detalles, sino crear juguetes imaginativos en diseños basados ​​en el propio mundo de un niño donde "las líneas necesitan sonreír". Los juguetes de madera tenían que ser simples, sólidos e inspirar a los niños a jugar.

Con esta básica filosofía en mente, Bojesen creó sus queridos juguetes de madera que atraen al niño que todos llevamos dentro.

Durante generaciones, Kay Bojesen fue visto como el gran espíritu del diseño industrial danés. Hoy en día, Kay Bojesen es considerado como uno de los nombres más importantes de diseño en Dinamarca y sus diseños están entre los más populares del diseño danés.