Drop Chair

Drop Chair

9,682.17 9682.17 MXN

8,346.70

 Agregar a carrito
Sin existencias - Bajo Pedido

Silla DROP TM, base acero color negro, asiento plástico color negro, 45.5 x 55 x 83 cm


Garantía de devolución 7 días
Envío gratuito en compras superiores de 3000 pesos
Compre ahora, recíbalo en 5 días hábiles (si en existencia). Productos sobre pedido entrega 3-4 meses.

compartir          

drop chair

de fritz hansen

La silla Drop es una silla pequeña con una gran personalidad.

Tan fresco y vibrante como un nuevo diseño, pero con un patrimonio excepcional, la silla Drop viene con una personalidad inconfundible que es mucho mayor que su simplicidad sugiere. 

La silla Drop fue diseñada por Arne Jacobsen en 1958 como parte de su obra maestra; el legendario hotel SAS Royal (ahora conocido como Radisson Blue Royal Hotel) en Copenhague. Originalmente, producida junto con las sillas Swan y Egg, exclusivamente para el hotel, la silla Drop nunca fue puesta en producción.

Para el hotel el diseñador eligió que la silla estuviera tapizada con tela. Ahora 50 años después Republic of Fritz Hansen decidieron ofrecer al público la versión en plástico. Está versión combina de la mejor manera un diseño clásico con la decoración de interiores moderna. 

Puedes usar Drop como silla de comedor, como pieza única de decoración o la puedes usar en la oficina – donde sea que la coloques va a lucir hermosa.

El diseño del asiento y respaldo de la silla combina un cálido abrazo con libertad de movimiento, lo que resulta en un sorprendente nivel de confort. La atención al detalle y el diseño único crean una declaración audaz que hace que la silla Drop es tan relevante hoy como lo fue hace 50 años.

Nordika: Diseñador Arne Jacobsen

arne jacobsen

Arne Jacobsen fue uno de los principales arquitectos escandinavos y diseñadores industriales del siglo 20. Su enfoque “menos es más” lo sitúa entre los grandes arquitectos de la época, junto con Le Corbusier, Mies Van der Rohe and Gunnar Asplund.

Lo que diferencia a Jacobsen son sus diseños que estaban a la vanguardia de un movimiento de diseño escandinavo. Sin lugar a dudas, tomo de estilos internacionales, pero el modernismo lo ayudo a ser pionero en su versión escandinava.

Entre los momentos más destacados de su impresionante carrera destacan dos: la introducción de una línea de cubertería a Georg Jensen y su diseño del SAS Royal Hotel en Copenhague en 1958.