Lamparas de techo
Mi Carrito

Aún no has agregado artículos a tu carrito de compras.

Lámparas de techo

Todo lo que necesitas saber sobre lámparas de techo

 

La iluminación va más allá de lo funcional. Si te gustan el diseño y el interiorismo, sabes que el elemento estético es fundamental. No se trata sólo de iluminar un espacio, sino de crear atmósferas. Toda pieza de iluminación es un componente decorativo que puede darle vida a cualquier habitación de la casa. Las lámparas de techo ofrecen una iluminación general en grandes planos. Son ideales para las partes más importantes de la casa, como la sala y el comedor, para habitaciones grandes o incluso para puntos focales. A manera de plafones, empotradas o colgantes, pueden ser muy llamativas y darle sentido al estilo decorativo, si sabemos elegirlas e instalarlas de la forma adecuada. 

lamparas de techo

Variedad de modelos

Existen diseños de diferentes tipos, y todos ellos están disponibles en Nordika. Aquí algunos de ellos:

Plafones. Van al ras del techo. Pueden ser redondos, cuadrados, alargados. Dan una imagen de sobriedad y, por sus superficies translúcidas, ofrecen una luz amplia, dispersa. Es típico verlos en consultorios, lugares públicos, pero algunos de ellos funcionan bien en casa, especialmente en exteriores.

Colgantes. De las más solicitadas, pues son capaces de esparcir la luz o de focalizarla. Pueden colocarse a diferentes alturas, en racimos y distintos tamaños de un mismo modelo. Se trata de verdaderas protagonistas de la decoración, algunas de ellas con mucha historia.

Empotradas. Sirven sobre todo en zonas puntuales. Perfectas para áreas de trabajo o compartidas. Funcionan también en la cocina y cualquier espacio en que converjan todos los habitantes de la casa. Se recomiendan para habitaciones en que se realizan actividades más compatibles con la luz focal.

Cómo elegir la pieza adecuada

Lo primero siempre es definir el estilo que se busca. Piensa si quieres una decoración retro, lúdica, seria, elegante, minimalista, ecléctica… Hazte una idea mental del resultado que esperas. Tómate el tiempo necesario. Ya que tengas una idea más o menos clara, consulta diferentes modelos.
Se puede lograr cierto efecto si se toma en cuenta el color de las paredes. Si tienes muros en colores vivos, procura que las piezas de iluminación sean de tonos neutros, y viceversa.
Dale un toque vintagechic a tu decoración eligiendo lámparas de araña o candelabros. Funcionan muy bien en espacios en que el resto de los objetos son básicos, sencillos.
Para que una habitación adquiera color sin caer en excesos, busca lámparas de formas geométricas y colores vivos. Estos diseños tienen la ventaja de que suelen ser económicos.
Si la lámpara es colgante, define a qué altura la necesitas y en dónde. Esto determinará tu elección. 
Considera que no todos los techos son iguales. Algunos son más sólidos o macizos que otros. No te olvides de este detalle antes de adquirir un diseño: asegúrate de que tu compra sea compatible con el lugar que tienes en mente.

En Nordika tenemos una amplia variedad de lámparas de techo. Algunas son muy coloridas y contemporáneas, como la Bau de Normann Copenhagen, diseñada por Vibeke Fonnesberg Schmidt, inicialmente pensando en el cuarto de los niños, y que tiene total cabida en otros espacios de la casa. Otros diseños, como la Amp Lamp, en cristal y mármol, tienen un corte más industrial, que mezclan la dureza con lo sensorial. Lightyears, una de las marcas más solicitadas entre nuestros clientes, tiene una interesante línea de modelos contemporáneos y sofisticados.

¿Ya elegiste? No te olvides de los tips básicos

Un buen interiorismo va más allá de la lámpara que hayas elegido. Hay otros factores que entran en juego. No está de sobra que los repasemos, para así mejorar el efecto de la iluminación en casa:

No te limites a una sola fuente de luz. Puedes recurrir a la iluminación directa o a la indirecta. Las actividades que realizas en cada habitación cuentan muchísimo. Tenlas presentes en todo momento.
Evita la iluminación deslumbrante. Que el efecto sea siempre cómodo. En este sentido, ojo con abusar de las paredes blancas.
En caso de espacios de trabajo, no es buena idea situar una lámpara de techo justo encima del escritorio, pues cuando te inclines hacia adelante proyectarás una sombra sobre tu campo visual. O sea que darás al traste con el propósito de la iluminación.
En el comedor o la sala, no es buena idea que la iluminación vaya proyectada hacia sillas y/o sillones.
Si la lámpara es colgante, define a qué altura la necesitas y en dónde. Esto determinará tu elección. 
Procura que tus interruptores sean capaces de regular la intensidad de la luz. Así podrás echar mano de una iluminación más cálida.
Antes de que tus lámparas queden fijas, haz pruebas. Si no te convence el resultado, puedes cambiar de opinión.



Para una buena instalación

Lo que sigue es instalar tus lámparas. Antes de hacerlo, echa un vistazo a estas recomendaciones:

Ten a la mano todo el material que necesites. Que no te suceda recordar que no compraste el taladro, una vez que ya estás en la escalera, con los cables en la mano. No te olvides del paso a paso. Es probable que necesites escalera, desarmador, taladro, pinzas, tornillos, etc.
Desconecta el interruptor diferencial. ¡La seguridad ante todo!/td>
Si hay un foco provisional en el lugar en que instalarás la pieza, quita el casquillo para que los cables queden sueltos, luego pela los bordes.
Marca con un lápiz el lugar en que habrá de quedar la lámpara.
Si la lámpara es colgante, define a qué altura la necesitas y en dónde. Esto determinará tu elección. 
Si el techo es de madera, usa tornillos. Si es de un material más sólido, necesitarás taladro y taquetes.
Empalma los cables y fija la lámpara, siempre con suma precaución.

Si compraste un modelo en Nordika, lo instalaste y te enamoraste del resultado, envíanos las fotografías. Nos dará gusto compartirlas en nuestras redes sociales. 

 

Grupo Censere - eCommerce Development Grupo Censere - Desarrollo de eCommerce