Lamparas colgantes
Mi Carrito

Aún no has agregado artículos a tu carrito de compras.

Lámparas colgantes

Lámparas Colgantes


Atractivas, protagónicas y creadoras de atmósferas, las lámparas colgantes pueden convertirse en la parte más interesante y divertida de una habitación. En Nordika tenemos muchas… pero no sólo eso: también tenemos las mejores, las más icónicas del diseño escandinavo. Además, nuestro catálogo reúne propuestas novedosas y frescas, de nuevas marcas, de nuevos diseñadores, más accesibles en cuanto a precio. Porque una buena pieza de iluminación le da vida a cualquier espacio, y nosotros lo sabemos, tenemos alternativas para diferentes presupuestos.

Más allá de modas o tendencias, algunos diseños perduran por siempre. Se convierten en referentes, llegan a ser imitados (aunque nunca igualados), porque su estética y funcionalidad se convierte en distintivo de un estilo o una época. Dicho de otro modo: los buenos diseños llegan para quedarse, y nuestra labor es traerlos a México y Latinoamérica, desde Dinamarca y el resto de Escandinavia.

Si se trata de mencionar algunas de esas piezas icónicas, las lámparas PH5 y PH50 de la firma Louis Poulsen, tienen una historia de más de 50 años que contar. El número cinco de su nombre se refiere al diámetro de su pantalla. Este diseño, creado en 1958, persigue la intención de brindar una luz agradable, libre, sobre mesas de comedores y oficinas. Está formada por tres capas y un cono en la parte superior, lo que permite un filtrado de la iluminación. Eso la vuelve indirecta y asegura una atmósfera muy particular. El modelo PH50 se desprende de la propuesta anterior, como una celebración del 50 aniversario.

lamparas colgantes

La lámpara Artichoke (Alcachofa, en español) es otro icono del diseño nórdico. También data de 1958 y surgió de manos del danés Poul Henningsen para un restaurante en Copenhague. En poco tiempo adquirió un alcance mucho mayor, hasta convertirse en un referente a nivel mundial. Cuenta con 72 láminas que distribuyen la luz de manera uniforme y evitan encandilamientos. Todavía hoy en día este modelo se fabrica a mano, llevando a cabo procesos artesanales.

En cuanto a diseños más jóvenes pero que ya han marcado un antes y un después, no podemos dejar de mencionar la propuesta de Vibeke Fonnesberg Schmidt para Normann Copenhagen. Esta diseñadora logró crear una pieza escultórica, que combina el color, la forma geométrica y la composición, que funciona de maravilla en habitaciones de diferentes naturalezas. Se trata de Bau, una lámpara colgante con toda la actitud. Sus círculos entrelazados salen de la estructura en todas direcciones, creando un divertido efecto visual, de expresión orgánica. Estamos además ante una pieza DIY (do it yourself), que involucra la creatividad del usuario.

Ahora bien, si se trata de buscar una estética más elemental, con protagonismo del color, Ball es un diseño que no puede dejarse del lado. Está hecha de metal y cuenta con una pantalla circular, tan básica que enamora. Esta pieza encaja en cualquier tipo de decoración: es infalible. Fue diseñada por Benny Frandsen, seguramente atendiendo al componente funcional y lúdico en la decoración. Pone en práctica el concepto “menos es más”, echando mano solamente de lo esencial. ¿Para qué revestirse de adornos innecesarios? Es minimalista y está disponible en quince colores diferentes.

Entre nuestras opciones más solicitadas y accesibles, se encuentra el modelo E27 de Muuto, creado por Mattias Stahalbom. Su intención es partir de la esencia: la bombilla. En lugar de adornar el foco, éste aparece desnudo y se convierte en casi la totalidad del diseño. El resultado es un objeto sencillo, elegante y muy atractivo. No hay muchas piezas contemporáneas de iluminación que puedan competir con este diseño (que además es muy asequible). Un foco de gran tamaño, un cable colorido de silicón, ¡y listo! El ingenio suele acudir a las soluciones más simples que, sin embargo, no suelen ser tan fáciles de encontrar.


Tips para decorar con lámparas colgantes

Ya tienes los diseños. Si has elegido tu favorito (o tus favoritos, ¿por qué limitarse a uno solo?), ahora debes tener en cuenta algunas sugerencias útiles, para que el resultado de tu proyecto sea el óptimo. Toma nota.

Es importante pensar en el lugar más adecuado para colocar las lámparas colgantes. Te recomendamos que escojas puntos estratégicos: arriba del comedor, sobre la barra de la cocina, sobre la cama (en el dormitorio), o en la parte más alta de la sala de estar. También puedes elegir pasillos que no tengan demasiados objetos, de techos altos. Si la lámpara tiene un diseño llamativo o complejo, coloca una sola. Pero si se trata de algo más básico (como la lámpara E27) puedes jugar con alturas y cantidades, formando racimos de iluminación. El efecto será muy agradable.

En cuanto a la altura, un aspecto súper importante, procura que la pieza de iluminación no quede demasiado alta, pero tampoco tan baja que interfiera con las actividades cotidianas de cierto espacio. En general podemos recomendarte que no tengas miedo a bajar el cable. Por ejemplo, si estamos hablando de una mesa del comedor, puedes contar unos 160 o 150 cm desde el piso y luego tomar esa distancia como referencia.

Otros consejos que debes tomar en cuenta:

   • Si juegas con dos lámparas simétricas, colócalas al mismo nivel. En cambio, si colocas varias piezas, puedes optar por diferentes alturas.
   • A menos que el diseño así lo proponga, evita que las bombillas queden a la vista.
   • Mucho ojo con los techos bajos: los techos altos son puntos ideales para lámparas colgantes. Lo contrario no siempre funciona.
   • Si tus techos son muy bajitos, recurre a otras alternativas: ¡en Nordika también puedes encontrarlas!

No te quedes sólo con estas recomendaciones. Acude a nuestras tiendas en Mérida y Guadalajara, en donde te brindaremos asesoría personalizada. Para nosotros será un gusto ayudarte a completar tu proyecto de interiorismo.


Grupo Censere - eCommerce Development Grupo Censere - Desarrollo de eCommerce